7 de septiembre de 2009

ANTOFAGASTA: Atrae mi corazón - MARCOS BRUNET


.
SEPTIEMBRE 2009.
.
Gira por Centro y Sur de Chile.

Contacto: Samuel - snielsen@institutocanzion.com

17 > Antofagasta
18 > Osorno
19 > Temuco
20 > Pucón
22 > Concepción
23 al 25 > Santiago
26 > Iquique
27 > Arica

.

.
TOMA TU LUGAR:

.
Nuestra visión.
.
Ver a Dios tomando Su lugar en las ciudades y paises de la tierra, y a su vez, el despertar de la iglesia tomando su lugar en la sociedad.

Es la iglesia clamando para que Jesús, El Rey de gloria, tome Su lugar en las naciones de la tierra y que comience por Su casa, siendo la Cabeza del cuerpo. Se apagan las luces que están sobre el hombre y nos enfocamos en Aquel que esta sentado en el trono, volvemos a la esencia. Es tiempo de una mayor intimidad donde nos acercamos a nuestro amado sin intermediarios. La Biblia llama esta etapa de la historia como “los últimos días”, donde El Espíritu se une a la novia y se escucha una sola voz que dice: ¡Ven Amado y toma tu lugar!
.
Él regirá las naciones Ap. 19:15
Él pastoreara las naciones Sal. 67
Él sanara las naciones Ap. 22:3

La voz del cielo y el gemir de la creación esperando que la iglesia tome su lugar en la sociedad (Romanos 8:19). Estamos en una estación profética donde la adoración une el cielo y la tierra estableciendo el gobierno de Dios. Es el momento que el cuerpo de Cristo camine por las calles, más allá de las cuatro paredes de un templo, para transformar ciudades y para que todo ojo vea a Dios. El Padre que nos ve en secreto nos recompensará en público.
.
Reinaremos sobre la tierra Ap 5:10
Las naciones son nuestra herencia Sal. 2:9
Las naciones y los gobernantes andarán a la luz de la iglesia Is 60:2-3

El común denominador es que se escuchan voces clamando en el cielo y en la tierra. Queremos despertar un nuevo sonido, el sonido del fluir del Espíritu en todos los ámbitos de la sociedad. La música profética despertará este sonido, conectando a todo ser humano con su creador. Entonces veremos que todo volverá a ser como el plan original. Amado, escucha el clamor de esta generación: ¡TOMA TU LUGAR!
.