5 de junio de 2009

Directo del Corazón.

Nuestro cuerpo físico es uno de los más valiosos recursos que Dios nos ha dado. Juntamente con tener un espiritu y alma saludables, también tenemos que estar físicamente saludables y completos, listos para realizar las buenas obras que Dios ha preparado para nosotros desde el principio. (Vea Efesios 2:10)

Por muchos años yo creí lo que el mundo tenía que decir acerca de mi valor personal. Como resultado, yo no me daba cuenta de cuán valiosa yo era para Dios. Me puse al final de la lista de lo que era importante y no me cuide a mí misma. Simplemente yo no entendía mi propio valor. Cuando no sabemos cuánto Dios nos ama, no nos valoramos a nosotros mismos como deberíamos. Después se nos hace dificil confiar verdaderamente en Él cuando necesitamos un toque de sanidad en nuestras vidas.

La verdad es que, todo tu ser—espíritu, alma y cuerpo—es muy valioso para Dios y juega un importante papel en Su plan. Él te ha dejado con la responsabilidad de cuidar y mantener cada parte. Pero hay tiempos en nuestras vidas que lo que hacemos no es suficiente, y tenemos que confiar en Dios para que haga lo que sólo Él puede hacer.

Quizás tú necesitas una sanidad física como la que yo necesité cuando batallé con cáncer de seno en los años 80’s. Posiblemente necesitas ser curado mental o emocionalmente como yo lo fui de experimentar años de abuso infantil cuando era niña. Sea lo que sea, la Palabra de Dios nos promete de que Él quiere que tú y yo experimentemos salud en cada parte de nuestro ser. Tercera de Juan 2 dice...yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (NASB)

Mientras tanto, es vital que mantengamos nuestros cuerpos saludables como instrumentos para desempeñar nuestro servicio espiritual de Dios, esto es tan importante como el ser saludables en nuestra alma (mente, voluntad y emociones) a fin de cumplir el destino que Él tiene para nosotros. Cuando tú o yo estamos enfermos o privados de salud en alguna manera, esto nos priva de cumplir las cosas que Dios nos ha llamado a hacer y de disfrutar de la vida que Él nos ha dado.

Mientras tú lees la revista de este mes, yo oro para que el Espíritu Santo te dé una revelación fresca de cuán valioso eres tú para Dios y que avives tu fe para creer en Él por sanidad en cada área de tu vida. Tú fuiste puesto en esta tierra para tener comunión con Él y para compartir Su amor, y nada debería ser más importante que eso. Dios tiene un grandioso futuro planeado para ti, y el estar saludable—cuerpo, alma y espíritu—es una parte importante para estar listo a hacer cualquier cosa que ¡Dios te pida que hagas!

En Su Amor
.
Fuente: Ministerio Joyce Meyer.
.
Biografia de Joyce: Joyce Meyer es reconocida mundialmente por ser la autora de grandes éxitos de librería y una de las principales maestras prácticas de la Biblia, compartiendo la Palabra de Dios a millones de personas alrededor del mundo.

A lo largo de su ministerio, Joyce ha enseñado acerca de cientos de temas, ha escrito más de setenta libros y conduce cerca de veinte conferencias al año. Durante el año 2004, se vendieron casi 2.5 millones de ejemplares de sus libros y más de un millón fueron donados alrededor del mundo. Su programa de televisión se difunde a dos terceras partes del mundo y su programa de radio se transmite en centenares de estaciones por todo el mundo.

Joyce Meyer cree que el llamado de Dios en su vida es establecer a los creyentes en la Palabra de Dios. Hace muchos años siendo una cristiana en necesidad de victoria, ella descubrió la libertad de vivir victoriosamente a través de poner en práctica la Palabra de Dios. Ella cree que cada persona que camina en victoria dirige a muchos otros a vivir en victoria.

Joyce habla abiertamente acerca del abuso que sufrió en su niñez, su primer fracaso matrimonial y sus luchas a lo largo de los años. Su vida es transparente, sus enseñanzas son prácticas y pueden ser aplicadas a la vida diaria.

Ella tiene un Doctorado Honorario en Divinidad de la Universidad Oral Roberts en Tulsa, Oklahoma y un Doctorado en Teología de la Universidad Life Christian en Tampa, Florida. En el mes de febrero del 2005, fue honrada al ser elegida por la revista Time en inglés como una de las 25 líderes evangélicas principales en Norteamérica.

Joyce Meyer es un testimonio increíble del dinámico poder salvador de Cristo Jesús. Ella cree y enseña que no importa el trasfondo o los errores de las personas, Dios tiene un lugar para ellos y puede ayudarles en su jornada para disfrutar la vida diaria.
.

1 comentario:

Francisco Javier dijo...

Excelente blog, les dejo un abrazo desde Santiago. Sigan adelante.

Nos leemos.