30 de septiembre de 2013

LA BIBLIA: Mark Burnett dice que ocurrieron “cosas extrañas” durante el rodaje de Miniserie “La Biblia”.


Vientos que se desataron repentinamente, culebras y objetos encontrados de forma inexplicable, forman parte de las “cosas extrañas” que, según Mark Burnett ocurrieron durante el rodaje de la miniserie “La Biblia”. Cosas que, entre otras  le han dado la certeza de que Dios estuvo presente en medio de esta producción.

La miniserie “La Biblia” lanzada el pasado domingo logró una audiencia de 13.8 millones de espectadores convirtiéndola como la de mayor audiencia en lo que va de este año. Un éxito que para el productor Mark Burnett, no es del todo sorprendente pues en enero había declarado a la revista Entertainment Weekly que esta serie iba a ser, en los próximos 40 o 50 años, la más vista de todo lo que él y su esposa Roma habían hecho.

En ese momento, Burnett habló sobre el rodaje de la serie diciendo: “Realmente creo que“La mano de Dios estuvo es esta producción. “Cosas extrañas pasaron durante el rodaje”, dijo.

Estas son algunas de las “cosas extrañas” de las que estaba hablando:

Un poderoso viento del desierto

“Hay una escena con Jesús y Nicodemo, cuando Nicodemo viene a Jesús en la noche. Es una noche muy quieta, sin un soplo de viento, y estamos en el borde del desierto del Sahara en un palmeral, en un oasis … Jesús dice: “El Espíritu Santo es como el viento”. En ese momento, un viento, al igual que como si estuviera despegando un avión 747, voló sobre todo el conjunto durante 20 segundos a través del desierto, y todo se detuvo. Todos nos miramos con la interrogante, ‘¿Qué ha pasado?”

El vestido que falta

“Hemos tenido cientos de artesanos que trabajan [en la fabricación de trajes], y el traje más importante fue el traje de Jesús. Cada vez, al final del día, el traje era llevado para darle mantenimiento. Cuando estábamos haciendo las escenas de bautismo, completamente sumergido en el agua parte del vestido se fue. Filmamos esto en un depósito gigante en el borde del desierto del Sahara, por lo que nunca íbamos a encontrarlo de nuevo. Esto era realmente malo ya que cada vez que se pierde algo, se pierden cinco meses de trabajo previo, y estos trajes no se pueden replicar. Cuatro días más tarde, un niño apareció desde muchos, muchos, muchos kilómetros de distancia, diciéndonos que nos había estado buscando a través del desierto para devolver “esto” (la parte del vestido perdida) a nosotros. Él no sabía lo que era ni por qué debería buscarnos, pero sentía que tenía que devolverlo a nosotros”.

Cobras en la cruz

“Todos los días tuvimos un cazador de serpientes en el set. Teníamos un par de cientos de tomas de gente, y no podíamos arriesgarnos a que alguno fuera mordido por las serpientes. Cada día, este hombre encontraba una serpiente o tal vez dos serpientes, y las eliminaba. En el día de la crucifixión, un montón de gente oraba. La cruz era una cosa enorme. Ellos oraron [por la seguridad] pues si esa cruz se cae el actor que interpreta a Jesús puede morir o quedar herido gravemente. El cazador de serpientes vino a trabajar ese día temprano al Gólgota, y la bolsa de serpientes que llevaba fue la mayor bolsa que había visto. Vino a mi esposa y le dijo: ‘Miss Roma, encontré 48 serpientes, 48 cobras y víboras escondidas en las rocas alrededor de la cruz”.

Está de parte suya creer si se trataba de milagros que ocurrieron en el set de filmación o coincidencias.


Fuente: POR ARADI RIVERA  - Cristianos.