1 de octubre de 2011

Venezuela: Inquietante el acoso a la libertad religiosa.

Iglesias invadidas o expropiadas en Venezuela demuestra un inquietante acoso a la libertad religiosa. Las últimas denuncias que aparecen a continuación fueron formuladas por los evangélicos y el gobierno de EE.UU.. El sitio web Hazteoir.org, publicó la siguiente nota que compartimos a continuación ante su llamado pidiendo al pueblo de Dios que se una en oración por la libertad religiosa de este país hermano.

(Hazteoir.org) Desde hace dos años aproximadamente, la comunidad evangélica viene sufriendo varios ataques contra las propiedades que poseen a nivel nacional, instituciones, templos y terrenos, debido a las expropiaciones que ha realizado el Gobierno a cargo de las alcaldías oficialistas. Así lo ha denunciado Lorenzo Tovar, expresidente del Instituto Cristiano para los Estudios Sociales y candidato a la Asamblea Nacional, en declaraciones recogidas por Noticiascristanas.org.

Tovar informa de que, hasta el momento, les han “arrebatado ilegal y violentamente” 6 propiedades provenientes de las aportaciones que les realizan los cristianos. ‘Ya no es una, sino seis las propiedades que el Estado no ha arrebatado de manera forzosa, no se justifica que un grupo de personas identificado con las alcaldías oficialistas y apoyados por policías irrumpan violentamente en las instalaciones cristianas sin presentar alguna orden lo que demuestra que el procedimiento es ilegal’, sentencia.

Entre las propiedades expropiadas figuran:
Juventud con una Misión (Jucum) institución dedicada al rescate de los niños y jóvenes de la calle ubicada en San Sebastián de los Reyes, estado Aragua.
Iglesia Quechua Internacional donde funcionaba un centro de vocación agrícola ubicada en Guacara, estado Carabobo.
Iglesia evangélica Mizpa en Anzoátegui.
Comunidad Cristiana Las Buenas Nuevas ubicada en Barquisimeto, obra sin concluir debido a la expropiación, el terreno donde se inició la construcción del templo fue donado por el alcalde Henry Falcón, informó Tovar.
Iglesia Bautista Central de San Félix
Y la más reciente, expropiada el pasado domingo, Iglesia Nueva Jerusalén ubicada en El Paraíso en Caracas.

Agresiones físicas
Relata asimismo como durante los allanamientos los asaltantes, que se identificaron con la Misión Negra Hipólita “agredieron física y verbalmente a los responsables de dichos templos”. Solo gracias al apoyo de las comunidades que salieron a la calle a defenderles, se evitó que la situación pasara a mayores, añade.

A juicio del portavoz cristiano, “esto es una lucha que tiene el Gobierno contra la Iglesia Evangélica, al igual que con las demás religiones que no se han doblegado a sus designios y corrientes ideológicas”.

Por otra parte, el presidente del Consejo Evangélico de Venezuela, pastor Samuel Olsen, explica que en un principio se pensaba que las invasiones a los centros religiosos eran acciones aisladas, pero con el paso del tiempo se ha visto que no es así: “Hoy en día nos preocupa de sobremanera la situación, han venido tocando la vida sagrada”.

Olsen anunció una serie de reuniones entre las iglesias para analizar las invasiones que se han realizado a recintos religiosos por parte de personas identificadas con la Misión Negra Hipólita. Para Olsen, “hay un sentido de violencia, de maldad, es un atentado contra la libertad de culto, las personas se sienten agredidas, hay rechazo hacia estas conductas, no sabemos de dónde vienen y estamos planificando acciones a nivel jurídico y legal”.
El pastor destaca, que, han recolectado las declaraciones en todos los lugares que han sido vandalizadas. “Y vamos a exigir y estamos exigiendo acciones, tiene que haber una clase de manera que lo sagrado no sea tocado”.

Estados Unidos denuncia los ataques a la libertad religiosa en Venezuela
Se da la circunstancia de que el Departamento de Estado estadounidense ha emitidon un informe en el que se acusa al gobierno de Hugo Chávez de violar derechos humanos en materia de libertad religiosa.

El Informe Anual de Estados Unidos sobre Libertad de Culto, que en la práctica es una de las herramientas con las que Estados Unidos define su política exterior, vuelve a señalar su preocupación por el caso de Venezuela, donde, según el documento, “los grupos que critican al Gobierno están sujetos a acoso e intimidación”.

En concreto, denuncia “intentos del Gobierno para limitar la influencia de grupos religiosos” en áreas políticas y geográficas, como la “campaña para desacreditar” al cardenal Jorge Urosa después de que éste declarara a mediados de 2010 que el Gobierno quería violar la Constitución con su plan socialista.
Además, el informe habla de un sentimiento antisemita en medios oficiales y afiliados al Gobierno en Venezuela, donde las críticas a las políticas israelíes son frecuentes. Como ejemplo, cita la publicación en el Diario Vea, en julio de 2010, de una caricatura que mostraba al ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, con medio rostro caracterizado como el del líder nazi Adolfo Hitler.

Los países que más violan la libertad religiosa en el mundo son, según el informe difundido hoy por el Departamento de Estado de EE.UU., China, Irán, Birmania, Eritrea, Sudán, Arabia Saudí, Corea del Norte y Uzbekistán. Con la excepción de los dos últimos, todos ellos, denominados “países de especial preocupación”, estarán sujetos a sanciones del Departamento de Estado, confirmó la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en una conferencia de prensa. El estudio cita ligeras mejoras en Cuba.

El chavismo rechaza las acusaciones
El Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) venezolano califica el informe estadounidense de “unilateral”, y cuestiona que Estados Unidos “se atribuya una potestad que la comunidad internacional no le reconoce ni le ha otorgado”. Ante los señalamientos, Venezuela exigió a Estados Unidos respetar sus asuntos internos y a cesar su “campaña de mentiras y agresiones” en contra del gobierno del presidente Chávez.

Para esta cartera, todo se reduce “a un mero compendio de chismes, murmuraciones y patrañas que para colmo carecen de base técnica y científica alguna”. En contraste, el gobierno venezolano afirma que mantiene una armoniosa convivencia entre sectores culturales y religiosos que existen en el país, y como muestra citó las manifestaciones de algunos grupos en favor por la recuperación de la salud del presidente Chávez.

La preocupante denuncia pública que nos llega ahora desde la Iglesia Evangélica no es, precisamente, un elemento que avale este rechazo oficialista, todo lo contrario.

Comunicado emitido por el Consejo Evangélico de Venezuela
En relación a la problemática de la invasiones de iglesias evangélicas y dada la situación surgida por la toma de la Iglesia Bautista Nueva Jerusalén, el Consejo Evangélico de Venezuela ha envíado el siguiente comunicado exponiendo su posición.

La Junta Directiva del Consejo Evangélico de Venezuela (CEV) se dirige a sus afiliados y relacionados para informar que efectivamente algunos de nuestros miembros han sido objeto de la acción de expropiación y/o Invasión de locales o terrenos de las Iglesias o ministerios donde funcionan afectando con ello la obra del Señor.

El Consejo Evangélico de Venezuela ha venido gestionando con algunas de estas Iglesias o ministerios ante las autoridades competentes para que se avoquen a dar una solución a esta problemática; sin embargo lo que hemos observado es la proliferación de estos hechos, siendo el último ocurrido la semana pasada con las instalaciones de una escuela anexa a la IB Nueva Jerusalén, El Paraíso, Caracas, la cual ha sido objeto de expropiación por parte de la Alcaldía de Caracas.

El Consejo Evangélico de Venezuela deplora estos hechos que generan honda decepción e impotencia en la comunidad de fe y en la comunidad en general, ya que no ha existido forma alguna para retornar al estado de derecho de los afectados bien sea por vía del diálogo o por vía jurisdiccional.

Por lo antes expuesto, la Junta Directiva del Consejo Evangélico de Venezuela ha iniciado una serie de consultas con afiliados y representantes de las organizaciones evangélicas del país para establecer estrategias que contribuyan al cese de estas acciones, al cese de las amenazas, y también para fomentar el llamado a la paz y respeto por lo consagrado al Señor.

Finalmente hacemos un llamado a nuestros afiliados y relacionados para unirnos en la oración, en la acción a favor de esta causa, y a mantener un espíritu apegado a los principios bíblicos.

Por la Junta Directiva del Consejo Evangélico de Venezuela:
Ps. César Mermejo
Director Ejecutivo.

Fuente: Cristianos.com