9 de marzo de 2009

SUPERANDO LOS CONFLICTOS MATRIMONIALES.

1 Corintios 13: "Si hablo en lenguas humanas o angelicales, pero no tengo amor no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios, y poseo todo el conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada. Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso. El amor es paciente, es bondadoso, el amor no es envidioso, ni jactancioso, ni orgulloso, no se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no se goza de las injusticias, mas se goza de la verdad; todo lo cree, todo lo sufre, todo lo espera, todo lo soporta".

Principios para enriquecer la pareja
Tener problemas en la pareja es normal, lo anormal es no tener conflictos; porque es parte de la vida. El conflicto no es positivo ni negativo, depende como cada uno lo tome, o la actitud que tome la persona frente a ese conflicto. Nace en el matrimonio o en la familia, porque somos distintos y por ello, vemos las cosas distintas. En Estados Unidos se hizo una investigación en la que se descubrió que las parejas hablan diecisiete minutos por semana y la semana tiene diez mil ochenta minutos.

Los problemas por los que más discute cualquier pareja son por problemas sexuales, por familiares que se meten, por expectativas exageradas, conflictos en los roles, etc.

Para enriquecer mi familia debo aprender a:
1- Cuidar la atmósfera
Podés tener el peor conflicto pero lograr la mejor atmósfera. José, dice la Biblia, tuvo las peores circunstancias en su vida pero siempre cuidó la atmósfera que lo rodeaba; lo tiraron al pozo, y aunque las circunstancias eran negativas, la atmósfera siempre fue positiva; por eso donde iba José prosperaba y siempre Dios estaba con él.

Tenemos que aprender a cuidar la atmósfera. El veneno no me mata si no lo tomo, cuando aprendemos a no tragarnos las críticas, las cosas negativas, cuidamos la atmósfera.

Cuando uno aprende a cuidar la atmósfera, es lo más importante en una discusión. Puedes tener la razón, pero perdiste por no cuidar la atmósfera.

Hay mucha gente que en su trabajo fue despedida, diciendo ella la verdad, por no cuidar la atmósfera, o sea, la forma en que decimos las cosas. En general, en la vida de familia, ponemos el foco en lo que decimos y no en cómo lo decimos; hay mucha gente que tiene razón en lo que dice, pero dice mal porque no aprendieron a cuidar la atmósfera.

Cuidar la atmósfera es:
• Nunca agredir, rebajar o descalificar a tu cónyuge; hombre o mujer
• Nunca gritar
• es no hablar de noche problemas o dificultades
• es no hablar cuando el otro o uno está enojado
• es no involucrar a nadie en tu conflicto, a menos que sea un consejero de Dios confiable para ayudarte.

Hay personas que buscan discutir delante de la gente para que tomen parte y digan quién está equivocado y quién no.

Hay padres que toman a los hijos y les hablan mal de las madres; hay madres que les hablan mal de su padre a sus hijos. Involucran a sus hijos en lo que no les corresponde.

Puedo decir lo correcto, pero con la atmósfera equivocada, nunca voy a ver la victoria.

A Jesús le pasaron montones de cosas en tres años y medio de ministerio, pero El siempre cuidó la atmósfera y siempre tuvo la victoria.


Lo más importante de lo que le vas a plantear a tu cónyuge es cómo se lo vas a decir.

Cuidar la atmósfera es:
- tratar de entender al otro

Cuando hay una discusión nadie tiene la razón, la única verdad que existe en la tierra es la verdad revelada en la Palabra del Señor; en los conflictos matrimoniales nadie tiene razón porque cada uno ve las cosas desde un lugar diferente.

El hombre, después de trabajar diez o doce horas lo único que quiere hacer, cuando llega a la casa, es ver televisión, y tiene razón.

Cuando la mujer viene de trabajar, no quiere limpiar la casa, cuidar a los chicos, ni nada, y tiene razón.

La verdad no existe en el matrimonio, en los conflictos todos tenemos razón, solo la verdad de Dios es la única revelada.

Tiene razón esa mujer que está todo el día con los chicos y lo único que quiere es salir de la casa, está cansada.

Tiene razón el hombre que viene cansado del trabajo; y esa mujer que llega cansada de la facultad, tiene razón. Todos tenemos razón.

El tema está en entendernos, no buscar ganar.
No podés resolver tu conflicto porque en vez de hacerte entender y entender a tu cónyuge, querés ganar, porque nos metieron la idea de que, alguien gana y alguien pierde; nos metieron el concepto satánico de que alguien tiene razón y de que alguien está equivocado.
En una pareja la cosa es de a dos: o fracasan los dos o triunfan los dos. Por eso se llama pareja, es un yugo igual, va uno al lado del otro.

En el matrimonio no hay uno fracasado y uno que no fracasó, no hay uno que tiene la razón y otro que está equivocado, los dos necesitamos hacernos entender y cuidar la atmósfera; cuidar cómo lo vamos a decir.

Dice la Biblia que "la Palabra dicha como conviene te abre puertas".
Pr25:11 lo traduce así:”Manzana de oro con figuras de plata, es la palabra dicha como conviene”.

Cuidar la atmósfera es:
• buscar soluciones.
Hay gente que te trae un problema pero tenés que verle el espíritu, la actitud, la atmósfera; porque hay gente que te trae un problema para discutirte el problema; pero otros traen soluciones a ese problema.

Todos los matrimonios hemos tenido nuestras crisis. No esperes que adivinen lo que te pasa, habla, cuéntalo; pero cuando vayas a hacer el planteo de lo que te molesta de tus hijos, de tu esposo, de tu esposa, antes pensá soluciones; porque Dios te ha dado una mente creativa y dice que todo te saldrá bien. Y eso no quiere decir que no vas a tener problemas sino que los vas a resolver, y quiero decirte que se puede tener un hogar bendecido, ungido, lleno del amor, del poder y de la presencia del espíritu de Dios; que se pueden resolver todos los problemas habidos y por haber en esta tierra porque mi Biblia dice que para el que cree, todo es posible.

Alguien importante dijo:"No trates de hacer arrodillar a tus oponentes sino de hacerlos entender".

Enseñanza Nº 1: Yo decido la atmósfera que habrá a mi alrededor.

2- Necesito cultivar el humor
"Es que a mí me cuesta reírme".
Una investigación en los Estados Unidos dio como resultado que "dos personas que conforman una pareja, con buen sentido del humor, presentan sesenta y siete por ciento menos de conflicto que las parejas que no tienen buen humor".
-Para llevarte bien en tu familia tenés que reírte un poquito más.
-Nueve de cada diez parejas felices durante muchos años, relacionaron su felicidad con lo cotidiano y con el humor en lo diario.
-El humor activa la amistad con tu pareja.
-No huyas de ese matrimonio, si yo huyo de Sandra, me encuentro con otra, y a Sandra ya la tengo domesticada. (Aleluya)
-Parejas con más de treinta años de casados dijeron que el factor de éxito número uno en ellos fue la amistad.
-El humor te afloja, te une, te entretiene.

David decía: "Entraré por sus puertas con acción de gracias y gritos de alabanza"; "me gozaré, porque El está conmigo y nadie contra mí".
Tenés que aprender a gozarte en el Señor.

El gozo ya está en tu espíritu; la naturaleza profunda de tu ser es gozo, pero el diablo ha metido algo para que el gozo no fluya.

Pablo está preso y escribe ciento cuatro versículos en Filipenses, tiene a un soldado atado a la mano, está preso injustamente y escribe "Gozaos en el Señor, otra vez te digo, regocijaos; todo lo puedo en Cristo". "¡Amadas parejas alégrense!, porque Dios está dentro nuestro".

Aprendé a reírte, soltate un poco más y gózate en el Señor, porque Dios está dentro tuyo. Hay charlas aburridas entre Cristianos la unidad Pastoral, que es como unir a tus parientes, y quiero decirte que viene el tiempo de la restauración del gozo; la iglesia ha llorado y nuestras reuniones han sido de lástima para llorar y contarnos nuestras miserias, pero hay una iglesia nueva que se levanta en fe, una iglesia llena del gozo del Señor, porque la Biblia dice que el Gozo del Señor es nuestra fortaleza.

Y si sembraste con lágrimas, con regocijo cosecharás; quiero decirte que estás en el tiempo de levantar tu cosecha.

Tener gozo es mi decisión.
Nadie te roba el gozo, nadie te amarga, vos decidís amargarte o gozarte; y cuando el gozo del Señor que está dentro de ti sale, sos un imán viviente que atrae todas las cosas buenas de parte del Señor.

Enseñanza Nº 2: Tener gozo y cultivarlo es mi decisión.

3- Activar la creatividad
Hay matrimonios que les va mal porque les falta creatividad. ¿Cuántos hombres y mujeres aburridos conocemos?

El aburrimiento es sinónimo de: disgusto, desgano, apatía, tedio, ostracismo, hastío, cansancio; es hacer siempre lo mismo de la misma manera, es la falta de lo nuevo.
Génesis 1:1 " En el principio Dios..."Toda la Biblia es ¡tan rica!
Crecé, lee un libro por semana, cómprate algunos compacts de música, de predicas, buscá del Señor, paga el precio, levántate una hora antes, habla con el Señor, crecé, no hay nada tan lindo como conocer al Señor.

A los creativos se los trata de locos, y todos podemos ser creativos porque cuando nos llenamos de Dios, nos llenamos de su naturaleza, y la Biblia dice que "en el principio creó Dios"; y Dios nos hizo a su imagen y semejanza, es decir que tenemos la habilidad dada por Dios de producir y reproducirnos como Dios, hablar con nuestras palabras y crear cosas nuevas, por nada cosas negativas. Miren si Dios es creativo que creó esta pelota de barro llamada Tierra, que hizo al que está al lado tuyo, en una cosita chiquita como la cara somos todos distintos; nos hizo distintos hasta la huella de nuestro dedo es distinta.

Si querés cosechar creatividad, la semilla que debés sembrar es la semilla de la actividad.
Jesús era creativo; dice que caminaba, enseñaba en la colina, en un funeral, en el barco, en la casa de una familia, le hablaba a un niño. A las ocho de la mañana estaba con los niños, a las nueve estaba sacándole los demonios al gadareno; a las dos de la tarde estaba alimentado a cinco mil personas; a las cinco de la tarde estaba en la casa de Zaqueo, comiendo; Jesús era la persona más creativa porque había sembrado la semilla de la actividad. Dios es un Dios creativo: imaginate: le quiso hablar a Jonás y le mandó un pez grande que se lo coma; le quiso hablar a Abraham y lo hizo a través de un sacrificio y de un cuchillo; nos quiso hablar a todos y juntó unos pedazos de madera con unos clavos y nos dijo: "Todo aquel que cree en él, tiene vida eterna”. Y nosotros somos como Dios, podemos crear cosas nuevas de la nada.

“Si estás unido al poder creativo de Dios, vas a tener cien soluciones distintas a tu problema porque la Biblia dice que para el que cree todo es posible".

Por eso tenemos que usar el principio de la confusión.
Dice que un hombre fue a hacer su rutina de ejercicios y el entrenador le preguntó qué ejercicio estaba haciendo; y el hombre le explicó que hacía un año que hacía los mismos. Y el entrenador le dijo que estaba mal, porque tenía que confundir sus músculos, porque entraron en rutina de esos ejercicios, entonces tiene que hacer algo distinto para confundirlos.

Es como estar comiendo carne siempre y de repente le das a tu estómago tarta de zapallitos, el estómago se confunde.

Asimismo tenemos que confundir a los que nos rodean, porque el principio de la creatividad se activa cuando empezás a confundir; comé un plato que nunca comiste; lee un libro que nunca leíste; salí a comer con una persona que nunca saliste; toma otro camino al volver a tu casa; escuchá la música que no te gusta; entrá a mezclar y a combinar, juntate con gente creativa. Tu matrimonio puede crecer, solo hace falta un poquito de creatividad. Por eso cuando vamos de vacaciones, o hacemos algo distinto aunque sea pequeño, vuelve a encenderse el amor ¿Si o no? ¿Te acordás cuando estabas enamorado? Siempre estabas innovando.

3ª Enseñanza: La creatividad es una decisión.
Cuidá la atmósfera.
Querés que te vaya bien en tu casa, cuidá la atmósfera; cuidá cómo decís las cosas: podés decir todo lo que quieras, pero la palabra dicha como conviene trae bendición.
No juegues a quién gana o quién pierde, porque en un matrimonio ganan los dos o pierden los dos.

Trata de hacerte entender y entiende que nadie tiene la verdad sino que cada uno ve algo de la verdad, porque la única verdad completa la tiene Dios. Y uno ve matrimonios destruirse, por toda la vida, y luchar para ver quién es el más fuerte.

Necesitas decidir divertirte un poco más, claro todo tiene su tiempo y su lugar. La Biblia dice que hay tiempo de reír y tiempo de no reír. Pero necesitamos activar el humor, el gozo del Señor.

La Biblia dice que los niños seguían a Jesús porque era una persona carismática, los niños no siguen a un depresivo. Tenemos que decidir ser creativos.

Debo enriquecer mi vida con el amor de Dios.

El amor es más poderoso que la fe
Jesús dijo: "Para el que cree todo es posible y para el que ama, más" "Si tuvieses fe, decile al monte que se corra", y ¿con amor? Lo pulverizás.

El amor es un motor poderoso para lograr cosas.
Todos los milagros que hizo Jesús los hizo por amor; en la gente había fe, pero en Jesús había amor.

¿Te gustaría hacer lo que hizo Jesús?, tenemos que llenarnos del amor de Dios.
1 Cor. 13, no es amor humano; es el amor de Dios. Pablo escribió como Dios nos ama:

El amor es sufrido: es paciente, Dios te espera; todavía somos cabezones, Dios nos está esperando, porque El no es impaciente.
El amor de Dios es dulce, afectuoso: cuando te habla es cariñoso.
No se irrita con su mirar: no pierde la calma.

Todo lo cree: es decir El cree en vos y en mí.
Y cuando el amor de Dios nos llene, nuestros hogares serán llenos del amor de Dios.
Amados: Viene una ola de amor del Padre, tan grande; que en esto conocerán que son mis discípulos, en que el amor de Dios ha sido derramado abundantemente sobre nuestros corazones.

Debemos cuidar la atmósfera, tener el gozo de Dios y decidir ser creativos para superar cualquier conflicto en nuestro matrimonio.

Vamos a hacer una oración por los matrimonios:
Únete a tu cónyuge y tómense de las dos manos, mirándose a los ojos.
Míralo a los ojos sin decir nada. ¡Esa mirada dice mucho! Podés regalarle una sonrisa también. Y ahí mirándolo a los ojos decile algo, en una palabra.

Abrázalo bien y quédense abrazados; y así abrazados oren juntos, tal vez hubo peleas, dificultades, y lo que menos querés es estar abrazados, pero no es momento para mirar atrás; es momento para orar y decir:
"Señor, hoy oro por mí, perfeccióname en tu amor y que ese amor que en este momento estoy recibiendo fluya hacia mi compañero y hacia mi compañera, y hacia mi hogar".
Padre sello esta palabra sobre cada pareja o matrimonio, para que pueda fluir tu gozo, para que haya un cuidado de la atmósfera como nunca jamás lo hubo; para que haya el don de la creatividad; que sobre todo tu Amor sea el motor de nuestro hogar y de todo lo que hagamos, Te lo pedimos en el nombre de Jesús, Amén y Amén.

PASTOR PEDRO PACHECO – Ministerio mas que Vencedores.
.