9 de marzo de 2009

Nada es dificil para Dios - Dejan2 Huella.

Santo, santo, y mil veces mas santo, mi señor. Creemos en ti con todas nuestras fuerzas, tu hijo.

Te adoro y alabo por el resto de mis días, hasta el encuentro contigo mi señor.

Te bendigo una y otra vez por permitir sentir tu presencia, te adoro mi señor.

Tu eres la respuesta a lo inexplicable para nuestra mente humana, tu eres sanación, para ti y solo para ti la gloria.

CSM.
.

.