6 de junio de 2008

Cash Luna: "No mi presencia, Señor, sino la tuya".


Conocido familiarmente como Cash, (porque de niño no podía pronunciar su nombre, Carlos, sino "Cash-los"), recibió a Jesús como su Señor y Salvador en 1982, siendo aún joven. Desde entonces, comenzó a servirle apasionadamente, predicando en parques, calles y buses.

En esa misma época, inició sus estudios en la universidad privada Francisco Marroquín en la ciudad de Guatemala, en la cual obtuvo una Licenciatura en Administración de Sistemas de Información, y se graduó con honores Cum Laude.

En el ínterin, contrajo matrimonio con Sonia, quien además de haberle dado tres preciosos hijos, Carlos Enrique, Juan Diego y Ana Gabriela, lo ha apoyado fielmente en su ministerio. Se dedicaba exitosamente a sus negocios personales cuando fue llamado por Dios para servirle a tiempo completo. La presencia de Dios le visitó junto con su esposa Sonia de una forma tan fuerte, que sintieron una noche cómo el peso del Espíritu Santo los hacía hundirse en la cama.

Desde ese día, los milagros y prodigios le siguen a dondequiera que va, y él comprende con todo su corazón que no es su presencia, sino la del Espíritu Santo la que toca a las personas. En 1994, el Señor los llamó a pastorear, naciendo así la congregación que hoy preside, Casa de Dios, una iglesia que se conoce por la manifestación de la presencia de Dios. Siendo aún una pequeña congregación, la gloria de Dios los visitó, dejando como ebrios en el Espíritu a muchos de los presentes, tal y como ocurrió en el día de Pentecostés.

Hoy ésta es una de las iglesias más desarrolladas e influyentes en Latinoamérica, con múltiples servicios que realizan en un auditórium que la congregación edificó. Ese mismo año, inició unas reuniones de unción por las noches, abiertas al público en general, que se denominaron Noches de Gloria, por la poderosa manifestación de la presencia y del poder del Espíritu Santo. Éstas se han desarrollado en cruzadas de sanidad y milagros que llevan a cabo en muchos países de habla hispana. Junto a estas cruzadas, nació el programa diario de televisión que transmite esas reuniones y las prédicas de la iglesia.

Los pastores Cash y Sonia son reconocidos por su ministerio apostólico al Cuerpo de Cristo, el cual se manifiesta en el pastoreo de ministros, la renovación de cientos de iglesias locales y la bendición entregada a cristianos en muchos países. Su principal objetivo como ministro ha sido desarrollar discípulos dentro y fuera de la iglesia, a través de la Palabra de Dios y la unción del Espíritu Santo, provocando un fuerte crecimiento en el equipo de trabajo y en el ministerio. Los pastores Luna tienen como objetivo puesto por Dios, ver la gloria de Dios manifestarse en el mundo entero, a través de la unción y la visión de alcanzar las multitudes para Cristo.