18 de febrero de 2014

Versículos para memorizar.


Versículos bíblicos divididos por libros; breves para ser memorizados.

G É N E S I S

• Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis. — Génesis 3.4
• Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó. — Génesis 6.22
• Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. — Génesis 11.7
• He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. — Génesis 17.4
• En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. — Génesis 22.18
• Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. — Génesis 25.31
• Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. — Génesis 28.16
• Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. — Génesis 32.26
• Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el. — Génesis 35.106
• Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. — Génesis 25.31
• Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. — Génesis 28.16
• Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el. — Génesis 35.106

É X O D O

• Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. — Éxodo 3.5
• Y Moisés respondió delante de Jehová: He aquí, yo soy torpe de labios; ¿cómo, pues, me ha de oír Faraón? — Éxodo 6.30
• ¿Todavía te ensoberbeces contra mi pueblo, para no dejarlos ir?. — Éxodo 9.17
• También subió con ellos grande multitud de toda clase de gentes, y ovejas, y muchísimo ganado. — Éxodo 12.38
• Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. — Éxodo 19.4
• Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios. — Éxodo 29.45
• Y las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas. — Éxodo 32.16
• Todo sabio de corazón de entre vosotros vendrá y hará todas las cosas que Jehová ha mandado. — Éxodo 35.10
• Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. — Éxodo 40.34

L E V Í T I C O

• Para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio. — Levítico 10.10
• Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. — Levítico 16.30
• Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios. — Levítico 18.4
• Habéis pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos. — Levítico 20.26
• Y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. — Levítico 26.12

N Ú M E R O S

• Así era continuamente: la nube lo cubría de día, y de noche la apariencia de fuego. — Números 9.16
• Y cuando descendía el rocío sobre el campamento de noche, el maná descendía sobre él. — Números 11.9
• Mas si así no lo hacéis, he aquí habréis pecado ante Jehová; y sabed que vuestro pecado os alcanzará. — Números 32.23

D E U T E R O N O M I O

• No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros. — Deuteronomio 3.22
• Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. — Deuteronomio 28.10

J O S U É

• Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros. — Josué 3.5

1°  R E Y E S

• Tú oirás en los cielos su oración y su súplica, y les harás justicia. — 1° de Reyes 8.45

J U E C E S

• Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales. — Jueces 2.11
• Oíd, reyes; escuchad, oh príncipes; Yo cantaré a Jehová, cantaré salmos a Jehová, el Dios de Israel. — Jueces 5.3
• Andad y clamad a los dioses que os habéis elegido; que os libren ellos en el tiempo de vuestra aflicción. — Jueces 10.14
1°  S A M U E L
• Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová. — 1° Samuel 7.4
• Esperad aún ahora, y mirad esta gran cosa que Jehová hará delante de vuestros ojos. — 1° Samuel 12.16
• Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta. — 1° Samuel 15.29

2°  S A M U E L

• Y David iba adelantando y engrandeciéndose, y Jehová Dios de los ejércitos estaba con él. — 2° Samuel 5.10
• Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador. — 2° Samuel 22.2

1°  C R Ó N I C A S

• Y sus hermanos los levitas fueron puestos sobre todo el ministerio del tabernáculo de la casa de Dios. — 1° Crónicas 6.48
• Buscad a Jehová y su poder; buscad su rostro continuamente. — 1° Crónicas 16.11
• Jehová, no hay semejante a ti, ni hay Dios sino tú, según todas las cosas que hemos oído con nuestros oídos. — 1° Crónicas 17.20
• Y Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que cuando gobiernes a Israel, guardes la ley de Jehová tu Dios. — 1° Crónicas 22.12

2°  C R Ó N I C A S

• Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé. — 2° Crónicas 1.7
• Pero esforzaos vosotros, y no desfallezcan vuestras manos; pues hay recompensa para vuestra obra. — 2° Cronicas 15.7
• Y les mandó, diciendo: Procederéis asimismo con temor de Jehová, con verdad, con corazón íntegro. — 2° Cronicas 19.9

N E H E M Í A S

• Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche. — Nehemías 4.9
• Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura. — Nehemías 8.8

J O B

• Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo — Job 19.25
• Del mandamiento de sus labios nunca me separé; guardé las palabras de su boca más que mi comida. — Job 23.12
• ¿Tienen sus ejércitos número? ¿Sobre quién no está su luz? — Job 25.3
• Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen? — Job 31.1
• Ciertamente espíritu hay en el hombre, y el soplo del Omnipotente le hace que entienda. — Job 32.8

S A L M O S

• Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. — Salmos 2.8
• En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. — Salmo 4.8
• ¡Oh Jehová, Señor nuestro, cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! — Salmo 8.1
• Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. — Salmo 19.1
• Repartieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes. — Salmo 22.18
• Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá. — Salmo 27.10
• Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. — Salmo 40.1
• Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de justicia es el cetro de tu reino. — Salmo 45.6
• Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. — Salmo 46.1
• E invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás. — Salmo 50.15
• En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre? — Salmo 56.11
• Fortaleza mía, a ti cantaré; porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia. — Salmo 59.17

P R O V E R B I O S

• El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y reciben el daño. — Proverbios 22.3
• Gloria de Dios es encubrir un asunto; pero honra del rey es escudriñarlo. — Proverbios 25.2

E C L E S I A S T É S

• Gloria de Dios es encubrir un asunto; pero honra del rey es escudriñarlo. — Eclesiastés 1.2
• Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. — Eclesiastés 5.5
• Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás. — Eclesiastés 11.1

E L  C A N T A R  D E  L O S  C A N T A R E S

• Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio de los valles. — Cantares 2.1
• Yo soy de mi amado, y mi amado es mío; el apacienta entre los lirios. — Cantares 6.3

I S A Í A S

• ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Isaías 14.12
• En aquel día mirará el hombre a su Hacedor, y sus ojos contemplarán al Santo de Israel. — Isaías 17.7
• Porque el Señor me dijo así: Ve, pon centinela que haga saber lo que vea. — Isaías 21.6
• Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. — Isaías 26.4
• Porque su Dios le instruye, y le enseña lo recto. — Isaías 28.26
• Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. — Isaías 35.3
• Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová. — Isaías 38.2
• Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. — Isaías 40.1
• He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto. — Isaías 52.13
• Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. — Isaías 55.6
• He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír. — Isaías 59.1
• Y serás corona de gloria en la mano de Jehová, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo. — Isaías 62.3

J E R E M Í A S

• No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío. — Jeremías 10.6
• Reconocemos, oh Jehová, nuestra impiedad, la iniquidad de nuestros padres; porque contra ti hemos pecado. — Jeremías 14.20
• Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. — Jeremías 17.7
• Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. — Jeremías 29.13
• Y me seréis por pueblo, y yo seré vuestro Dios. — Jeremías 30.22
• Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. — Jeremías 33.3
• Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes. — Jeremías 39.17
• Para que Jehová tu Dios nos enseñe el camino por donde vayamos, y lo que hemos de hacer. — Jeremías 42.3
• Deja tus huérfanos, yo los criaré; y en mí confiarán tus viudas. — Jeremías 49.11

L A M E N T A C I O N  D E  J E R E M Í A S

• Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. — Lamentaciones 3.22

E Z E Q U I E L

• Y me dijo: Hijo de hombre, toma en tu corazón todas mis palabras que yo te hablaré, y oye con tus oídos. — Ezequiel 3.10
• Destrucción viene; y buscarán la paz, y no la habrá. — Ezequiel 7.25
• Para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios. Ezequiel 11.20
• Yo soy Jehová vuestro Dios; andad en mis estatutos, y guardad mis preceptos, y ponedlos por obra. — Ezequiel 20.19
• Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. — Ezequiel 28.15

D A N I E L

• Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. — Daniel 3.18
• Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo. — Daniel 4.2

J O E L

• ¡Ay del día! porque cercano está el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso. — Joel 1.15

A M Ó S

• ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? — Amós 3.3
• Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y viviréis. — Amós 5.4

J Ó N A S

• Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, — Jonás 2.1

M I Q U E A S

• Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá. — Miqueas 7.7

N A H Ú M

• Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. — Nahúm 1.7

Z A C A R Í A S

• Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová. — Zacarías 2.10
• Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. — Zacarías 12.9

M A L A Q U Í A S

• Y vuestros ojos lo verán, y diréis: Sea Jehová engrandecido más allá de los límites de Israel. — Malaquías 1.5

M A T E O

• Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. — Mateo 4.19
• Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. — Mateo 5.6
• Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. — Mateo 9.37
• Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. — Mateo 12.6
• El (Jesús) les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? — Mateo 16.15
• El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. — Mateo 23.11
• Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. — Mateo 28.18

M A R C O S

• Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. — Marcos 1.17
• Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? — Marcos 4.40
• Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre. — Marcos 7.23

J U A N

• (Jesús les dijo:) No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. — Juan 7.24
• Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. — Juan 11.25
• No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. — Juan 14.1
• Porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre. — Hechos 9.16

L O S  H E C H O S

• Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida. — Hechos 3.14
• Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba. — Hechos 12.24
• Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos. — Hechos 15.11
• Mas Dios le levantó de los muertos. — Hechos 13.30
• Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. — Hechos 26.15

R O M A N O S

• A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor. — Romanos 1.14

1ª  C O R I N T I O S

• Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. — 1ª Corintios 2.2
• El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece. — 1ª Corintios 13.4

2ª  C O R I N T I O S

• Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. — 2ª Corintios 3.17
• ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? — 2ª Corintios 6.15
• Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. — 2ª Corintios 9.7

G Á L A T A S

• ¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad? — Gálatas 4.16

E F E S I O S

• No ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones. — Efesios 1.16

F I L I P E N S E S

• Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. — Filipenses 1.15

C O L O S E N S E S

• Él (Jesús) es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. — Colosenses 1.15

1ª  T E S A L O N I C E N S E S

• Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo — 1ª Tesalonicenses 2.5

2ª  T E S A L O N I C E N S E S

• Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira. — 2ª Tesalonicenses 2.11

1ª  T I M O T E O

• Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. — 1ª Timoteo 2.5
• Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. — 1ª a Timoteo 4.13

2ª  T I M O T E O

• Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 2ª Timoteo 2.3

T I T O

• Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina. — Tito 2.1

H E B R E O S

• Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados. — Hebreos 2.18
• Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño. — Hebreos 5.13
• Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. — Hebreos 10.14
• Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. — Hebreos 11.1

S A N T I A G O

• El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. — Santiago 1.8

2ª  P E D R O

• Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada. — 2ª de Pedro 1.20

1ª  J U A N

• Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. — 1ª de Juan 3.18

2ª  J U A N

• Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! — 2ª Juan 1.10

A P O C A L I P S I S

• Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. — Apocalipsis 5.10
• Y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos. — Apocalipsis 9.21
• Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. — Apocalipsis 16.16

• El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. — Apocalipsis 22.20
.
Por Amen Amen. net.
...