14 de junio de 2012

Mi Dios Puede Salvar.

MI DIOS PUEDE SALVAR:  Hoy en día nuestra sociedad con desesperanza observa todo lo negativo que significa ser humanos, con problemas, conflictos, mentiras, daños emocionales, destrucción, envidia, y todo lo que podamos imaginar. Algunos dirán es la esencia que nos marca por generaciones o simplemente dirán es nuestra naturaleza; otros pensaran que las distintas etapas de nuestra formación educacional nos priva y nos limita; otro grupo dirá que el daño que  ocasiona nuestra sociedad es tan duro que afecta nuestro corazón y entendimiento; muchos dirán que no creen porque no se sienten cercanos porque su actuar no se condice con la posibilidad de un cambio interno que permita reformarnos. Definitivamente es así, donde  estos  obstáculos cercarán tu posibilidad de trascender en el tiempo.

La vida nos enseña que las oportunidades existen y que nunca debemos entregarnos a la derrota de lo que las sociedades nos impartan. La vida nos permite equivocarnos y rectificar nuestro camino, con un objetivo superior, que no es mas que la liberación de tu corazón duro, por uno conciliador de amor y perdón al prójimo. Este corazón conciliador, dispuesto a reconocer que la vida es mas que un sencillo pasar de años, que es la parte de nuestro cuerpo espiritual tocado e intocable, triste y feliz, cansado y con mas energías, analizador de lo injusto y justo, el que controla el desamor con la abundancia del amor; permitiéndonos desnudarnos con toda nuestra esencia ante quien es Él, que Es y Está. 

En tus conversaciones, te desmarcaras una y otra vez, porque el Mundo no nos permite acercarnos, todo lo contrario, mientras mas dudes mas te entristecerás. El Mundo con su limitancia, te seguirá apartando y llevando a lugares que te destruirán para que dependas de ellos; social, económica, laboral y familiarmente,  por una sencilla razón:  El Humanismo, la esencia del hombre por el hombre.

La única posibilidad de trascender tu condición humana; Es por Fé, en lo que no se ve y está, donde con un corazón dispuesto y grato accederás a lo impensado; TU LIBERTAD.

Benditos aquellos que en su dureza, puedan discernir en que es lo mejor para nuestras vidas, benditos aquellos que con su corazón dañado obtengan el mejor de los obsequios; AL SOBERANO Y SU GOBIERNO.

Por Carlos Saavedra Martínez.



.