24 de enero de 2008

Creamos en el, nos escucha y nos atiende, cual padre cuida de sus hijos. Lo que le pidamos el nos regaloneara, sigamos sus enseñanzas biblicas.


Mi señor, eres el mas hermoso de los hijos de los hombres, con un corazon sano, dame tu bendicion como yo a ti te bendigo mi señor. Mi armadura esta desgastada, pero tu eres el que la renueva, necesito refrescar mi corazon sediento de ti.

He cruzado un desierto, y aun asi tu me sustentas cada dia, el acercamiento a ti mi señor me permite discernir el bien del mal. Por lo mismo te seguire alabando con humildad para darte lo mejor de mi. Mis sueños se logran gracias a tu presencia y bendicion.

Aunque nuestros ojos no te puedan ver, te sentimos mi señor. Estas aqui, aunque nuestras manos no puedan tocar tu rostro mi señor. No obstante, tu presencia la sentimos, mas aun con un corazon sano.

Los que esten pasando por una tempestad, lleguen cansados sin fuerzas, hagan esa tregua y los recibrira un hombre incomparable que sonriendo los llevara a un rio cristalino, les lavara las heridas que en nuestro camino han sido hechas. Nos perdonara y nos invitara a quedarnos, si realmente lo deseamos.

No busquemos una herencia, no busquemos una fortuna, no anhelemos tesoros, no busquemos dones, si queremos todo esto, nada es comparable a cristo, lo prefiero a el. Mi camino, sera la bendicion que mi señor determine, colocando en mi camino a las personas indicadas. Pudiendo el dia de mañana ser yo, otra persona indicada para los demas.

Hermanos, acerquense todos los dias a el, mis bendiciones

Carlos Saavedra Martinez
.