1 de septiembre de 2008

La Casa de los Panaderos - Con mis bendiciones.


El Pan es el complemento ideal, el más apetecido, el más solicitado y el más cotizado. Una palabra de sólo tres letras, que se convirtió hace muchos años, como referente universal de los alimentos. Con ese objetivo nacieron los panaderos; personas que a fuerza procesan los tipos de pan. Siendo creados con distintas formas, volúmenes, sabores, texturas.

Como cristianos, en nuestra Biblia los Cinco Panes y Dos Peces, son el ejemplo perfecto para contar el efecto de la multiplicación. Jesús obró el milagro, tomó cinco panes y dos peces y los repartió, entre todos los que allí estaban.

Fue así que "Jesús les dijo a los discípulos: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer."

"Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. El les dijo: Traédmelos acá. Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas. Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños”.

En nuestra hermosa ciudad, se inauguro el nuevo edificio “La Casa de los Panaderos” (Ex Green Gross), dependiente de la Comunidad Cristiana Antofagasta, con esta bendición estamos llamados todos los cristianos, a entregarles una palabra de acercamiento y encuentro con nuestro señor Jesús.

Como panadero les digo:

Muchas personas van a reconocer a Jesucristo como un buen hombre, un gran maestro, o aún un profeta de Dios. Estas definitivamente, son cosas, lo más auténticas de Jesús, pero ellas en realidad no definen quién es El. La Biblia nos dice que Jesús es Dios en la carne, que Dios se hizo un ser humano (vea Juan 1:1,14).

¿Qué es un Salvador y por qué necesitamos un Salvador?
La Biblia nos dice que todos hemos pecado, hemos cometido actos malvados (Romanos 3:10-18). Como resultado de nuestro pecado, somos merecedores de la ira y juicio de Dios. El único castigo justo por los pecados cometidos en contra de un Dios infinito y eterno, es un castigo infinito (Romanos 6:23; Apocalipsis 20:11-15). ¡Esa es la razón por la cual necesitamos un Salvador!

¿Es Jesús su Salvador “personal”?
Muchos nos consideramos cristianos, por asistir a una iglesia participando de los cultos. Eso no es el Cristianismo. El verdadero Cristianismo es una relación personal con Jesucristo. Aceptar a Jesús como su Salvador personal, significa colocar su propia fe personal y confiar en El. Ninguno es salvo por la fe de otros. Ninguno es perdonado por hacer ciertas acciones. El único camino para ser salvo, es aceptando personalmente a Jesús como su Salvador, confiando en Su muerte como pago por nuestros pecados, y en Su resurrección como su garantía de vida eterna (Juan 3:16).

"Jesús dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás."; "Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos".

Carlos Saavedra Martínez.
.